Vestigios de dinosaurios en Salta

Hay sitios en la provincia de Salta que conservan vestigios de animales que han cautivado la imaginación de los hombres: los dinosaurios. Hoy, esos lugares constituyen una riqueza paleontológica extraordinaria, un atractivo turístico con grandes posibilidades y, también, una oportunidad para la conservación.

361

♦ UNA OPORTUNIDAD PARA EL TURISMO Y LA CONSERVACIÓN

♦ Por Ricardo N. Alonso

♦ Doctor en Ciencias Geológicas (UNSa-CONICET)

♦ 06 – 03 – 2017

Huella de un dinosaurio carnívoro comparada con una mano humana. Quebrada del Acheral, Guachipas, Salta. Fotografía: Elio Daniel Rodríguez

♦ Salta es rica en diversos testimonios de dinosaurios. Marcas de pisadas y rastros, huesos y hasta restos de cáscaras de huevos que pertenecieron a estos reptiles prehistóricos se encontraron en distintos puntos de la provincia. Ellos representan no solamente un tesoro paleontológico, sino también un atractivo turístico más, que suma a los muchos con que cuenta nuestra provincia. Las pisadas o icnitas son, en algunos casos, espectaculares como las que se encuentran en la Quebrada de la Escalera en el Valle del Tonco, hoy dentro del Parque Nacional Los Cardones. Allí, junto a las minas de uranio, se extienden unos elevados planchones verticales que dejan ver huellas de dinosaurios herbívoros y carnívoros, chicos y grandes, todos bípedos, corriendo en diferentes direcciones ante la vecindad de una tormenta huracanada. Las huellas quedaron tapadas por las arenas calcáreas blancas de una vieja playa y sepultadas para siempre, conservando intactas sus formas como en una fotografía instantánea de aquellos lejanos tiempos. Por su calidad fueron seleccionadas entre las mejores del mundo por National Geographic Society en su edición de enero de 1993. En otra quebrada, más al sur, se encontraron las huellas de un carnívoro gigantesco, que miden más de un metro de longitud y con un paso de cuatro metros. En la misma entrada de la mina Don Otto, también aparecieron numerosas huellas de dinosaurios e incluso de aves Enantiornites. Estas aves, que vivieron en la época de los dinosaurios y se extinguieron con ellos, se descubrieron por primera vez en Salta y fueron estudiadas por el científico inglés Cyril Walker, quien llegó a la conclusión de que formaban parte de un orden nuevo ya desaparecido.

Huellas de diversos dinosaurios en la quebrada La Escalera, valle del Tonco, Salta. Fotografía: Elio Daniel Rodríguez

Se han encontrado también huellas de un dinosaurio ornitópodo en la vieja cantera de caliza de El Bordo, próxima a las magníficas aguas termales que son un privilegio de la balneoterapia local; de carnívoros en la zona de Alemanía (quebrada del Acheral y río de Las Juntas) y en la Quebrada del Toro, zona de El Antigal); en el cañón del río Juramento que solo pueden visitarse haciendo rafting, y en algunos otros lugares de la provincia, aunque siempre menos turísticas y más científicas. En general, las huellas de dinosaurios descubiertas a la fecha en Salta, pertenecen en todos los casos a dinosaurios bípedos, tanto carnívoros como herbívoros. No se han encontrado hasta ahora huellas de animales cuadrúpedos, pero si sus restos óseos como es el caso de los titanosaurios. En su mayor parte se trata de animales medianos a pequeños. En la misma formación geológica, llamada Yacoraite en el norte argentino, pero en Sucre (Bolivia) y a orillas del Lago Titicaca en el lado peruano, se han encontrado huellas de dinosaurios similares a las salteñas. También se han encontrado restos óseos en El Brete (La Candelaria, Salta), consistentes en titanosaurios (Saltasaurus), pequeños carniceros (Noasaurio), grandes terópodos (Unquillosaurus), aves enantiornites y algunas cáscaras rotas de huevos. La vecina provincia de Jujuy presenta algunos hallazgos de pisadas de dinosaurios, en la región de la Quebrada de Humahuaca y Tres Cruces, que todavía no han sido estudiados ni publicitados. Los dinosaurios de Salta, aunque no tan importantes y abundantes como los de Patagonia, que son hoy famosos en todo el mundo (Giganotosaurus, Argentinosaurus, Carnotaurus), tienen el gran valor de haber sido testigos y contemporáneos de la extinción que ocurrió hace 65 millones de años y los borró para siempre del planeta. Recientes estudios con isótopos de carbono en Salta y Jujuy, llevados a cabo por laboratorios internacionales están intentando buscar ese límite exacto de la extinción, o sea el momento en que desapareció gran parte de la vida del planeta Tierra a causa del violento choque de un asteroide. En principio, los estudios llevados a cabo por la Dra. Rosa Marquillas de la U.N.Sa, y otros por el autor, ya detectaron algunos lugares en la región de Cabra Corral que podrían contenerlo.

El autor de esta nota y Elio Daniel Rodríguez en una excursión a las huellas de dinosaurios de la quebrada del Acheral, cerca de Alemanía, en 2003. Entre ellos puede observarse una huella de considerable tamaño. Fotografía: Elio Daniel Rodríguez

Señalar ese límite con su correcta cartelería geológica será sin dudas un nuevo atractivo para el turismo que visite la región.  Por su parte, los restos y huellas de dinosaurios conllevan un potencial turístico aún en ciernes. Es importante que los operadores turísticos que realizan turismo de aventura hagan conocer estos lugares a los visitantes locales y extranjeros, siendo ellos además los encargados de velar por la protección de los sitios en que se encuentran esos “santuarios” paleontológicos. El turista extranjero es en general muy respetuoso,  pero no ocurre lo mismo con los locales. El ejemplo varias veces señalado de la destrucción de arte rupestre en las cuevas de Guachipas (Salta), por estudiantes de un colegio secundario, es solo un llamado de alerta en ese sentido. Tomado como un caso especial, las huellas de dinosaurios de Salta, en especial las del Valle del Tonco hoy casi verticales, nos prueban cómo se fueron levantando los Andes y son además, una imagen congelada en el tiempo de un día remoto en que un par de dinosaurios se cruzaron en una preciosa playa de arenas calcáreas blancas, cuando la geografía de Salta era totalmente distinta a la que vemos ahora. Hoy, gracias a los movimientos que elevaron los Andes y la erosión que gastó las montañas, podemos disfrutar y fotografiar un espectáculo azaroso que ocurrió allí 650 mil siglos atrás. El tema de los dinosaurios fue el motivo de la tesis profesional de geólogo del autor de esta nota, en 1978, en la Universidad Nacional de Salta. Treinta años después se dio a luz un libro que incorpora la amplia temática de los dinosaurios el cual fue publicado en Salta, declarado de interés por el Ministerio de Educación de la Provincia, y presentado en la Feria del Libro en Buenos Aires. Se trata de la obra: Alonso, R.N., 2009. Dinosaurios: Salteños y Argentinos. Un Fascinante Capítulo en la Historia de la Tierra. Con prólogo del Dr. Fernando Novas. Mundo Gráfico Editorial, ISBN 978-987-24898—2-3, 284 p. Salta, que cuenta con una segunda edición. Las localidades con evidencias de dinosaurios constituyen geositios que forman parte del patrimonio natural y son un verdadero tesoro paleontológico para el goce y deleite de las presentes y futuras generaciones.

DEJAR UN COMENTARIO