El lagarto verde

0
179

¿QUIÉN DICE QUE NO SON HERMOSOS LOS LAGARTOS?

Por Elio Daniel Rodríguez / Fotografías de María Inés Paz

Lagarto verde, Ameiva ameiva. Fotografía: María Inés Paz.
Lagarto verde, Ameiva ameiva. Fotografía: María Inés Paz.

Los nombres genérico y específico de este lagarto, Ameiva ameiva (Linnaeus, 1758), tienen un origen amerindio, posiblemente correspondiente a la lengua tupi, y la primera descripción de Ameiva aparece en la Historiae Rerum Naturalium Brasiliae, de George Marcgrave (1648). Desde el punto de vista taxonómico, el género Ameiva integra la familia Teiidae, del orden Squamata.

Habita el suelo de lugares boscosos y se distribuye a lo largo y ancho de gran parte del territorio sudamericano, desde Ecuador y Colombia hasta el norte de Argentina. En Centroamérica se la encuentra desde el extremo sur de Costa Rica al centro de Panamá, y está presente en algunas islas del Caribe.  La especie ha sido introducida en los Estados Unidos, en el sur de La Florida. Sus hábitos son diurnos.

Análisis de los contenidos estomacales efectuados en algunos individuos de este especie permitieron concluir que su dieta es principalmente insectívora, aunque complementada con otros invertebrados, que buscan entre la hojarasca depositada en el fondo de las quebradas, entre los arbustos bajos o en el suelo.  De hecho, se trata de un lagarto de hábitos terrícolas, que nadie observó trepando árboles. Hay autores que indican, además, que la alimentación de A. ameiva también está conformada por otros lagartos pequeños y sus huevos e incluso algo de materia vegetal. Se han registrado en Brasil, por otra parte, casos de depredación de A. ameiva por parte de Boa constrictor y del cangrejo Ocypode quadrata.

La especie puede confundirse con el teyú, Teius teyou, con quien A. ameiva comparte patrones de coloración similares;  pero el teyú, aunque perteneciente a la misma familia, Teiidae, integra un género distinto, que se diferencia de Ameiva por contar en las patas traseras con cuatro y no cinco dedos.

Sobre las fotografías:

Las fotografías que ilustran este artículo fueron tomadas por la fotógrafa de naturaleza María Inés Paz en la zona de La Mendieta, provincia de Jujuy, el día domingo 11 de Julio a las 15 h. en camino hacia el paraje conocido como La Cantera, un lugar de gran encanto paisajístico rodeado de notables acumulaciones de lajas, que circunda el rio Grande de Jujuy y por donde pasa el ferrocarril. Allí precisamente, en cercanía de las vías del tren, Maía Inés encontró al lagarto verde, que quedó inmovilizado ante la presencia humana hasta el punto de que la autora de las fotos pudo acercarse lo bastante como para retratar magistralmente a este singular y colorido reptil.

Lagarto verde, Ameiva ameiva. Fotografía: María Inés Paz.
Lagarto verde, Ameiva ameiva. Fotografía: María Inés Paz.

Bibliografía:

– Angeli, Nicole Frances. 2018. On ‘lost’ indigenous etymological origins with the specific case of the name Ameiva. ZooKeys 748: 151–159 (2018). Pensoft Publishers. Sofía, Bulgaria.

– Da Silva, Cristiana Ferreira; De Alcantara, Edna Paulino; Leite Matias, Cicera Silvilene, De Oliveira, Cicero Ricardo y Avila, Robson Waldemar. 2016. Ameiva ameiva (Giant Ameiva) Depredación. Herpetological Review 47 (2): 292. Society for the Study of Amphibians and Reptiles. Estados Unidos.

– González, Luis Alejandro S.; Prieto, Antulio S.; Martínez, Luis y Velásquez, Jenniffer. 2006. Nichos tróficos de los lagartos, Ameiva ameiva y Plica plica en un bosque húmedo tropical del estado Miranda, Venezuela. Saber, Universidad de Oriente, Venezuela.Vol. 18. Nº 2: 117-122. Cumaná, Venezuela.

– Ugueto, Gabriel N. y Harvey, Michael B. 2011. Revision of Ameiva ameiva Linnaeus (Squamata: Teiidae) in Venezuela: Recognition of four species and status of introduced populations in southern Florida, USA. Herpetological Monographs, 25, 113–170

 

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here