Entrevista a Aldo Chiappe

0
145

♦ EL PINCEL MAESTRO

♦ Aldo Chiappe es uno de los más importantes pintores de vida salvaje de Argentina y es conocido por muchos a través de sus hermosas y muy difundidas láminas de las ecorregiones del país realizadas para la Fundación Vida Silvestre. En esta entrevista nos cuenta cómo nació su vocación por el arte y qué lo ha llevado a alejarse, al menos temporalmente, de la representación plástica de la naturaleza.

Dueño de una técnica impecable, Aldo Chiappe sabe reflejar la esencia y el detalle de la naturaleza. Imagen: Gentileza de Aldo Chiappe.

♦ Por Elio Daniel Rodríguez

♦ En su obra se advierte una búsqueda del detalle, y aparentemente también el intento de que  no solo sea protagonista de la obra el motivo principal sino también el entorno ¿Cómo podría definir sus ideas acerca de la representación de la naturaleza?

La representación de los detalles siempre fue una preocupación  y un goce en mi trabajo artístico. Probablemente esto ha sido influenciado por mi temprana actividad en el campo de la ilustración, donde representar con precisión los detalles es un elemento importante. Ahora cada vez más me intereso por desarrollar aspectos plásticos dentro de mis obras, expresividad, composición, etc. aunque creo que el detalle siempre será una característica de mi trabajo. El cuidado en la correcta representación del entorno en el retrato de un animal también viene dado por la experiencia como divulgador de la vida silvestre. Pero representar un animal en su ambiente es solo una forma más de los muchos posibles acercamientos desde el punto de vista plástico. Lo importante en caso de encararlo de ese modo es lograr una correcta integración de sujeto y ambiente en una obra, no solo que todo esté bien documentado y representado sino que funcione como un todo.  El detalle por el detalle mismo es quizás solo una muestra de virtuosismo técnico, pero no hace al valor de una pintura.

Todo tiene un principio, y me imagino que quizás recuerde cómo fueron sus inicios en la ilustración. Por otra parte ¿cómo se produjo esa relación entre ilustración y naturaleza?

Mis  comienzos en el campo de la ilustración tienen que ver con mi relación, a temprana edad, con organismos dedicados al conocimiento y conservación de la naturaleza.  Desde pequeño sentí una inclinación hacia la observación de la naturaleza, lo que me llevó a vincularme con gente afín, que encontré en la vieja Asociación Ornitológica del Plata (ahora Aves Argentinas) y más tarde en la Fundación Vida Silvestre Argentina. Allí surgieron los primeros encargos de ilustraciones. Luego vinieron los contactos con editoriales, periódicos, revistas y, sin darme cuenta, comencé una carrera profesional. Mi necesidad de expresarme por medio del arte plástico es probablemente innata. Desde niño sentí la inclinación por representar todo lo que me gustaba, lo que me impactaba. Me gusta pensar que de algún modo es algo heredado de mi abuela materna Ana. Ella fue una inmigrante italiana, llevó una vida muy dura en Argentina, pero supo conservar su pasión por la pintura. De pequeño me crié viendo sus pinturas y su influencia fue decisiva para mi futura vocación. El desarrollo de una carrera como ilustrador fue definido por la posibilidad en un primer momento de unir en una sola cosa mi deseo de expresarme plásticamente con el de aportar mi trabajo para la conservación y conocimiento de la naturaleza.

¿Ha estado en el noroeste del país y, si es así, qué cosas le han impresionado más o llamado la atención en mayor medida de esta parte del territorio argentino?

Conozco muy poco esa zona de nuestro país. Solo anduve un poco por Tucumán y algo por Salta. De lo que conocí me fascinó la exuberancia de sus selvas, la enorme biodiversidad que encierran. Me encantas las plantas epífitas, y la riqueza en este aspecto de esos bosques me impactó. Espero volver en algún momento y conocer más de esa riquísima región.

Cuando pinta naturaleza, o cuando pinta simplemente, ¿cómo es su ámbito de trabajo? ¿De qué se rodea? ¿Lo acompaña su familia o pinta en soledad?

Actualmente tengo mi taller separado de mi hogar. Allí trabajo generalmente en soledad, con mis elementos de pintura, mi computadora. Me cuesta bastante trabajar en compañía de otras personas. Necesito la soledad para concentrarme. Habitualmente escucho radio, o música (debería hacerlo más) o simplemente estoy en silencio.  Trabajo durante todo el día, pero prefiero la mañana, me gusta madrugar y comenzar mi jornada bien temprano.

¿Qué cosas lo inspiran más del mundo natural? ¿Serán tal vez las aves?

Las aves me interesan mucho, quizás porque una experiencia directa con ellas es más fácil (al menos con algunas…) que con otros animales, pero todos los seres vivos me atraen y disfruto mucho de retratarlos.

Las láminas de las ecorregiones argentinas editadas por la Fundación Vida Silvestre Argentina, han marcado, se me ocurre pensar, un hito importante en su vida de artista. Cuénteme por favor acerca de aquello.

Sin duda, fue una experiencia importante en mi carrera como divulgador de la vida silvestre y muy intensa desde lo personal. La idea básica de aquel proyecto concebido, impulsado y dirigido por el gran naturalista y conservacionista que fue Juan Carlos Chebez era retratar en una serie de imágenes los más importantes ecosistemas de Argentina y sus integrantes más representativos.. Para mí fue suerte. Simplemente yo estaba allí, se necesitaba quién lo realizara y con la inconsciencia y la audacia de la juventud me animé a hacerlo, a pesar de que no tenía la más mínima experiencia en el tema, más que mis dibujos y pinturas hasta entonces de aficionado. Era un gran desafío investigar acerca de plantas y animales, luchar para representarlos en una imagen integral, para dar la idea del ambiente, más aún cuando en ese momento no conocía personalmente muchos de los ecosistemas que debía retratar. Lo disfruté mucho y me aportó una gran experiencia, tanto en mi oficio como en el conocimiento de nuestra naturaleza. Con la perspectiva de los años comprendí que fue una gran oportunidad, y su amplísima difusión un gran espaldarazo para mi carrera.

¿Qué cosas le pasan por la cabeza cuando piensa en el futuro, en el futuro del mundo, con un escenario de cambio climático y desaparición de especies?

En una etapa de mi vida me involucré mucho con la conservación del patrimonio natural de la Tierra, me preocupaba mucho la pérdida de hábitats naturales, de la biodiversidad, etc. Traté de aportar lo que pude desde mi profesión. Ahora tengo un punto de vista algo diferente. No es que ya no me interese ese tema, pero en cierto momento sentí que necesitaba dar importancia a mis propias necesidades expresivas. No dejo de colaborar en temas relacionados con la conservación de la naturaleza si se da la ocasión y puedo hacerlo, pero ya no es mi prioridad. En cuanto a la naturaleza silvestre, en general podría decir que soy bastante pesimista a corto y mediano plazo y muy optimista a largo plazo. Pienso que a menos que la humanidad cambiara radicalmente muchos de sus paradigmas culturales, económicos, etc. (y me parece improbable que pase eso a corto plazo) la transformación del mundo natural será muy profunda, se perderá mucho de lo que hoy conocemos. Pero si uno toma una perspectiva más lejana, (hablo de miles de años a futuro) supongo que la vida silvestre seguirá existiendo, la biodiversidad se restaurará, con otros protagonistas, con otro “elenco” seguramente, pero todo seguirá adelante.

¿Que busca transmitir en sus pinturas de naturaleza? ¿Cuál es su mensaje?

Es una pregunta difícil. No creo que mis obras busquen transmitir un mensaje concreto, al menos no desde lo intelectual. Mi motivación probablemente pase por un  plano no consciente. Pensándolo, puedo suponer que en cada pintura intento transmitir la emoción de una experiencia personal que me conmueve, o a veces es un intento de conjurar una experiencia que deseo y no he podido vivir. Pero en todo caso, no es un mensaje concreto que se pueda intelectualizar o racionalizar.

El sujeto principal y el ambiente están representados con esmero en la obra de este artista singular. Imagen: Gentileza de Aldo Chiappe.

Últimamente se ha volcado más a la representación de lo gauchesco, con sus caballos, personas, y paisajes ¿Qué lo ha llevado a poner en práctica este cambio? ¿Sigue ilustrando naturaleza?

Los motivos son varios, algunos un poco complejos. Por un lado es la necesidad interna de explorar esos temas, que siempre me apasionaron desde niño. Toda la vida me interesó mucho el tema de nuestras tradiciones camperas, especialmente lo relacionado al caballo, pero por diversas razones no había podido dedicarles un espacio en mi pintura. En un determinado momento de mi vida sentí que era el momento para desarrollar esa inquietud. Paralelamente experimenté una crisis con respecto a la pintura de la vida silvestre, que me llevó a alejarme por un tiempo de esa temática. Tiene que ver con muchas cosas, en parte con cierta falta de respuesta en el público, una necesidad interna de explorar otros temas postergados, de dedicarle más tiempo a mis necesidades expresivas. Honestamente los factores económicos también influyeron e influyen. En un momento sufrí la falta de respuesta del público con respecto a la pintura de naturaleza. En nuestro país hay muy poco público interesado en el arte de vida silvestre. Existen muy pocos coleccionistas interesados en esta pintura, algo paradójico si se piensa en el auge de las actividades relacionadas con el disfrute de la vida silvestre. Hay muchísimas personas interesadas en la experiencia con la vida silvestre, cada vez mas (y eso es buenísimo desde luego) pero a diferencia de lo que sucede en los países anglosajones y europeos, muy pocas, poquísimas, se interesan por el arte plástico. Sin embargo sigo interesado en esta temática, y en este momento intento lograr un equilibrio entre mis diversos amores en la pintura. En cuanto a la ilustración específicamente, últimamente me dedico poco a ella. Solo algunos proyectos que me atraigan especialmente. Me encuentro decididamente en el camino de dedicar mi tiempo fundamentalmente a la plástica.

Y por último Aldo, ¿cómo definiría el rol que tiene el artista de naturaleza en la conservación de la vida salvaje?

Fue muy importante en la difusión del conocimiento de la naturaleza, y un factor muy importante para estimular el disfrute y la valoración de la misma. De todos modos su importancia se ha ido diluyendo a medida que se desarrollan otras formas de representación, como la fotografía, el diseño, etc. En Argentina creo que esa tendencia es aún más marcada. Aquí el arte de naturaleza siempre ha tenido un rol bastante secundario y particularmente en los últimos diez o quince años cada vez mas ha quedado relegado por la fotografía digital, que en este momento es la herramienta principal de la difusión de la naturaleza y amplia favorita de los divulgadores y del público.  Cada vez hay menos espacios para el artista plástico en este campo, principalmente en el ámbito de las publicaciones científicas, en la paleontología y algunos espacios más,  pero su importancia hoy es bastante modesta. Nos queda el arte plástico para expresarnos…

DEJAR UN COMENTARIO