Una cuestión que no admite dilaciones

0
365

♦ LA CRISIS ECOLÓGICA Y LA EMERGENCIA CLIMÁTICA

♦ Por Gastón Galíndez

Gastón Galíndez
Gastón Galíndez

♦ La sociedad científica se pregunta, luego de tanta evidencia que comprueba el cambio climático y el daño que eso le genera a los ecosistemas y a la vida del hombre sobre la tierra, por qué la población no ha reaccionado positivamente. ¿Será un problema de percepción?

No hay artículo en el que no se mencione la cuestión vinculada a la baja o nula percepción de la población en general. Y esto trae aparejado obviamente la falta de acciones concretas por parte de la población, los gobiernos y el empresariado en general.

Para la ONU, el cambio climático constituye una emergencia mundial. Hace tiempo dejó de ser una amenaza mundial para convertirse en un daño concreto a nivel global y local. Hoy, ahora, en este preciso instante, millones de personas y animales están sufriendo sus consecuencias en todo el mundo y nuestro país no está ajeno al daño producido.

Por ejemplo, el mes de julio de 2019 fue el mes más caluroso a escala global desde que se miden las temperaturas; este mismo informe nos indica que entre los años 2014 y 2019 se registró el período de mayor temperatura de la historia. Asimismo se desprende que, debido a las crecientes emisiones de carbono, la cantidad de gas que ingresó a la atmósfera entre 2015 y 2019 aumentó en un 20% en comparación con los cinco años anteriores.

Es elemental analizar nuestras acciones y hábitos de conducta y de consumo para modificarlos de manera urgente y así evitar dañar el ambiente. Se trata de entender el pasado para corregir el futuro.

A lo largo de los últimos años se han realizado más de una decena de cumbres internacionales referidas al clima, en todas se destacan retos y metas a cumplir por los estados intervinientes y participantes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático  (CMNUCC). Desde el año 2019, a la CMNUCC la integran 197 partes.

La próxima conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático, que será la vigésima sexta edición, se realizará, siempre y cuando el avance del Covid19 no lo impida, en la ciudad de Glasgow, Escocia.

Cumbre tras cumbre, se fijan metas y se aplaza su cumplimiento hasta la firma de un nuevo acuerdo. ¿Cuándo será el día que se empiecen a cumplir? ¿Habrá que esperar al nuevo encuentro mundial sobre el clima? El planeta no espera y los daños parecen irreversibles. Lejos de disminuir las causas y sus consecuencias, estas aumentan de manera exponencial.

Mucho se ha dicho y escrito acerca de la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, que son el principal responsable del calentamiento global. En este sentido, nos preguntamos: ¿cuál es el avance que el sector industrial ha hecho para que sus prácticas sean más amigables con el ambiente? El mismo interrogante pesa sobre el sector agrícola y ganadero. En este orden de ideas debemos exigir también un cambio en el sector del transporte. La movilidad eléctrica es un avance concreto hacia el cuidado del medio ambiente y la salud de la población, como así también una gran oportunidad de desarrollar nuevas industrias, impulsando así una gran cantidad de empleos verdes.

Un camino posible es el trazado por diferentes naciones con objetivos vinculados a incrementar la capacidad de los países para establecer medidas de mitigación, adaptación y resiliencia al cambio climático.

En el orden local hay acciones concretas que se pueden encarar que van desde importantes campañas de forestación y reforestación en sectores urbanos y suburbanos, la planificación de ciudades con una movilidad sustentable, el avance en el uso de energías limpias, una verdadera gestión de residuos impulsando una fuerte política de responsabilidad extendida al productor y una gestión de riesgos derivados del cambio climático con activas políticas de prevención fundamentalmente en las poblaciones más vulnerables, hasta el aumento en el uso de los biocombustibles.

Una verdadera agenda ecológica impone una gran conciencia ciudadana derivada de conocimiento e información, y un programa más agresivo a nivel industrial y gubernamental para fijar metas reales que protejan al ambiente, para cumplirlas y para condenar su incumplimiento.

¿Vos qué opinas? ¿Sentís algo de responsabilidad frente al Cambio Climático?

 

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here