Las gallaretas

0
45

♦ RECONOCIMIENTO Y GENERALIDADES

♦ Las gallaretas son aves acuáticas conocidas por todos y seis especies se distribuyen a lo largo y ancho del territorio argentino. Todas ellas están presentes en el noroeste del país, pero al ser parecidas en lo que a conducta y coloración de plumaje se refiere, los observadores poco entrenados  tienen algunas dificultades para reconocer a las diferentes especies. A continuación, algunas claves para hacerlo.

Gallareta chica, Fulica leucoptera. Fotografía: Elio Daniel Rodríguez

♦ Por Elio Daniel Rodríguez

♦ Unos animales que fácilmente pueden ser vistos en diferentes cuerpos de agua ya sea de características abiertas o con abundante vegetación emergente son las aves conocidas popularmente con el nombre de “gallaretas”, pertenecientes a la familia de los rálidos y al género Fulica.

Son fácilmente reconocibles por su aspecto y coloración, y conforman un grupo zoológico que en nuestro país está representado por seis especies, todas ellas presentes en el noroeste argentino. Así encontramos en este territorio, aunque con variaciones en su distribución dependiendo de las especies de las cuales se trate, a la gallareta chica (Fulica leucoptera), la gallareta escudete rojo (Fulica rufifrons), la gallareta ligas rojas (Fulica armillata), la  gallareta cornuda (Fulica cornuta), la gallareta andina (Fulica ardesiaca) y la gallareta gigante (Fulica gigantea).

Gallareta ligas rojas. Fotografía: Elio Daniel Rodríguez.

Todas estas especies de gallaretas presentan, en líneas generales, casi las mismas características físicas. Su forma y coloración son semejantes y todas tienen plumajes gris-apizarrados que se van tornando negros hacia la zona del cuello y la cabeza ¿Cómo reconocerlas entonces?

Una característica común a las diferentes especies es la presencia de un escudete que consiste en una “cobertura” que se dispone sobre la frente y que adopta distintas formas y colores; en él y en la coloración del pico se encuentran los rasgos más salientes para una correcta identificación.

Gallareta escudete rojo, Fulica rufifrons. Fotografía: Elio Daniel Rodríguez.

En la gallareta chica, el pico es amarillo y el escudete puede presentarse blanquecino, amarillo o amarillo anaranjado. En la gallareta escudete rojo el pico es amarillo, pero con la base rojo oscura, coloración que se prolonga en el escudete, largo y angosto, que se extiende hasta prácticamente sobresalir de la cabeza, formando una prominencia en ella. En la gallareta ligas rojas, el pico es amarillo al igual que el puntiagudo escudete, pero en la zona de unión entre ambos se advierten manchas rojizo-oscuras. En la gallareta cornuda el pico es amarillento con el culmen negro y el escudete típico de las demás especies es  reemplazado por una estructura carunculada de coloración oscura que permite diferenciarla incluso desde grandes distancias y a contraluz. En la gallareta andina el pico es blanquecino-amarillento y el escudete se presenta redondeado, prominente, rojo muy oscuro o blanquecino en ciertos ejemplares. Y en la gallareta gigante el pico es rojo oscuro con ápice amarillo, la porción proximal de la maxila y el centro del escudete son blancos y los lados del escudete son amarillos.

Gallareta gigante, Fulica gigantea. Fotografía: Hernando Cayo.

En Argentina habitan seis especies de gallaretas, y todas están presentes en la región noroeste. Son aves especializadas para la vida en el agua,  y están dotadas, de hecho, de gran habilidad para nadar, bucear y zambullirse. Tienen el cuerpo rechoncho y su comportamiento es bullicioso. Según de qué especie se trate pueden habitar tanto a nivel del mar como en las alturas de los Andes; la gallareta gigante, por ejemplo, se ha acostumbrado a una vida que en ocasiones la lleva a habitar cuerpos de agua por encima de los 4000 msnm. Tan adaptada está la especie a estas alturas, que solo puede ser hallada en ambientes de altura, donde las condiciones para la vida son imposibles para otros animales. La alimentación de las gallaretas es variada pero en líneas generales son herbívoras. Los pichones son nidífugos, es decir que abandonan el nido rápidamente.

Gallareta cornuda, Fulica cornuta. Fotografía: Hernando Cayo.

Bibliografía:

Contino, FN. 1980. Aves del Noroeste Argentino. Universidad Nacional de Salta. Salta

De la Peña, MR. 2015. Aves argentinas: incluye nidos y huevos. Eudeba-Ediciones UNL. Buenos Aires.

Jaramillo, A. 2005. Aves de Chile. Lynx Edicions. Barcelona

Narosky T & D Yzurieta. 2010. Aves de Argentina y Uruguay: guía de identificación. Vazquez Mazzini Editores. Buenos Aires.

Nores M & D Yzurieta. 1980. Aves de ambientes acuáticos de Córdoba y centro de Argentina. Secretaría de Estado de Agricultura y Ganadería. Córdoba.

Rodríguez Mata J., Erize F & M. Rumboll. 2006. Aves de Sudamérica: guía de campo. Letemendia. Buenos Aires.

Gallareta andina, Fulica ardesiaca. Fotografía: Elio Daniel Rodríguez.

DEJAR UN COMENTARIO