Palomas de la Puna y los Altos Andes

0
104

COLÚMBIDOS DE ALTO VUELO

Por Elio Daniel Rodríguez

La región de la Puna y los Altos Andes del noroeste argentino está habitada por un interesante elenco de representantes de  la familia de los colúmbidos. Se encuentran allí presentes los integrantes del género Metriopelia, que se caracterizan por ser de hábitos marcadamente terrícolas, relativamente confiados, vuelo por lo general bajo y ruidoso, mayor o menor presencia en varias especies de coloración naranja rodeando el ojo y tonalidades más bien grises y parduscas, con timoneras y remeras de color negro o negruzco.

Palomita cordillerana, Metriopelia melanoptera. Fotografía: Elio Daniel Rodríguez.
Palomita cordillerana, Metriopelia melanoptera. Fotografía: Elio Daniel Rodríguez.

La palomita cordillerana (Metriopelia melanoptera) habita las quebradas rocosas, las estepas de gramíneas o arbustos y los roquedales de altura, habitualmente cerca de cursos de agua. Pueden verse individuos solitarios, pero también es usual encontrarla en grupos no muy numerosos, alimentándose en el suelo de semillas, brotes y otros elementos de la vegetación. Construye el nido con tallitos y ramitas en arbustos o en el suelo y pone dos huevos. La especie se distribuye en Sudamérica a lo largo de una línea marcada por la cordillera de los Andes desde Ecuador y Colombia hasta el sur de Argentina y Chile.

Palomita dorada, Metriopelia aymara. Fotografía: Elio Daniel Rodríguez.
Palomita dorada, Metriopelia aymara. Fotografía: Elio Daniel Rodríguez.

La palomita dorada (Metriopelia aymara) habita las estepas de la Puna y la alta cordillera de los Andes. Tiene costumbres definidamente terrícolas y, debido a su coloración, se mimetiza con facilidad en el ambiente que ocupa. Forma bandadas durante parte importante del año y en primavera se separa en parejas para nidificar, haciendo nido en el suelo. En Argentina se distribuye desde la provincia de Jujuy hasta Mendoza a lo largo de la región cordillerana. Además se la encuentra del otro lado de los Andes, en Chile, y hacia el norte también en Bolivia y Perú.

Palomita moteada, Metriopelia ceciliae. Fotografía: Elio Daniel Rodríguez.
Palomita moteada, Metriopelia ceciliae. Fotografía: Elio Daniel Rodríguez.

La palomita moteada (Metriopelia ceciliae) es una especie particular con características que la hacen perfectamente distinguible de las demás palomas del género. Habita en Argentina el extremo norte de la provincia de Jujuy y zonas colindantes de la provincia de Salta, entre los 2500 y los 4000 msnm. A nivel sudamericano está presente además, a lo largo de la cordillera, en Chile, Bolivia y Perú.

Palomita ojo desnudo, Metriopelia morenoi. Fotografía: Elio Daniel Rodríguez.
Palomita ojo desnudo, Metriopelia morenoi. Fotografía: Elio Daniel Rodríguez.

La palomita ojo desnudo (Metriopelia morenoi) habita la Puna en zonas arbustivas y roquedales y las estepas altoandinas del noroeste argentino, por encima de los 2500, en las provincia de Jujuy, Salta, Tucumán, Catamarca, La Rioja, San Juan y norte de Mendoza. Es endémica de Argentina. Su característica más sobresaliente es el amplio espacio de piel desnuda de coloración anaranjada alrededor de los ojos.

Paloma manchada de la Puna, Patagioenas maculosa albipennis. Fotografía: Elio Daniel Rodríguez.
Paloma manchada de la Puna, Patagioenas maculosa albipennis. Fotografía: Elio Daniel Rodríguez.

La paloma manchada (Patagioenas maculosa) tiene una dispersión amplia en el territorio argentino y sudamericano. Está representada por dos razas y una de ellas habita las tierras altas de Bolivia, Perú, extremo norte de Argentina y Chile (P. m. albipennis). Frecuenta zonas secas abiertas y tierras agrícolas y también puede observársela en algunos poblados. El rasgo fundamental que diferencia a esta subespecie de la forma típica es la presencia de una banda blanca conformada por un particular patrón de manchas en las plumas del ala, que se advierten estando posado el animal pero que se hacen muy destacadas con el ave en vuelo. Entonces, esta franja blanca aparece a la manera de una medialuna, que posibilita su inmediata identificación. Es de presencia habitual al norte de la provincia de Jujuy, específicamente en los alrededores de Yavi y en La Quiaca, a unos 3500 m.s.n.m.

Bibliografía:

Rodríguez, Elio Daniel. 2011. Aves de la Puna y los Altos Andes del noroeste de Argentina.Mundo Gráfico Salta Editorial. Salta.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here