¿Qué está debilitando y matando a los flamencos?

0
62

♦ FLAMENCOS ALTOANDINOS, ENTRE EL LITIO Y LA SOJA

♦ Por Fundación YUCHAN

(Organización No Gubernamental)

♦ Durante esta última semana se han difundido en las redes sociales fotos de flamencos altoandinos muertos y otras de flamencos en lugares poco usuales y en estado de debilidad. Muchas personas nos han consultado al respecto por lo que haremos una aclaración general. Las fotos de flamencos muertos corresponden a un evento de mortandad masiva de individuos adultos de Flamenco Puna o Parina Chica ocurrido a fines de noviembre de 2015. Fueron registrados 400 individuos muertos y/o muy débiles (10% del total censado en esa fecha) mayormente en Laguna Grande (Catamarca) y otros humedales cercanos. El estudio exhaustivo a cargo de diversos especialistas – ecólogos, limnólogos, veterinario – permitió descartar como causa de muerte la contaminación y las enfermedades. Sin embargo, los individuos muertos registraban un peso 40% inferior a lo normal, por lo que inferimos que habían llegado muy débiles desde los sitios de invernada en tierras bajas y no lograron recuperarse en los humedales altoandinos.

Los flamencos altoandinos al llegar el otoño se desplazan desde las lagunas de los Altos Andes por encima de los 4000 msnm, que generalmente se congelan, a humedales de menor altitud en la Puna o en Tierras Bajas. En los últimos inviernos las lagunas salinas del sur de Santa Fe, sur de Córdoba y norte de Buenos Aires se encuentran desbordadas y diluidas por las inundaciones debidas a la pérdida de capacidad de infiltración de los suelos impermeabilizados por muchos años de monocultivo de soja. Por ello los investigadores de Tierras Bajas han registrado entre un 50 y un 90% menos de individuos de flamencos altoandinos durante los últimos inviernos, ya que estas lagunas muy poco salinas no ofrecen el alimento adecuado para los flamencos altoandinos. Ello puede ser la causa de que lleguen débiles a las lagunas altoandinas al cabo de los desplazamientos de primavera.

Las otras fotos de flamencos “perdidos” que han aparecido en sitios inusuales y sin lagunas de las provincias de La Rioja, Catamarca y Salta son actuales y por ahora no sabemos en qué condición física se encuentran porque no hemos tenido acceso a ellos, sólo hemos visto fotos, la mayoría corresponden a Flamencos Andino o Parina Grande. Podría tratarse nuevamente de individuos débiles que “aterrizan” donde pueden porque no tienen fuerzas para llegar a los humedales de parada o de destino. No lo sabemos aún.

Lo que sí sabemos es que en las lagunas altoandinas y puneñas de Argentina donde siempre se congregan, alimentan y reproducen los flamencos altoandinos desde mediados de primavera hasta comienzos de otoño, se ha iniciado un intenso proceso de prospección y exploración minera, fundamentalmente de litio, sin planificación adecuada ni controles suficientes desde febrero de 2016. Esto ya está afectando los hábitats estivales, ya que la minería de litio es una minería de agua que dejará al Altiplano sin humedales y sin humedales no hay flamencos, ni otras formas de biodiversidad que dependen de estos oasis, ni comunidades locales, ni ganadería de camélidos, ni turismo.

En tierras bajas por exceso de agua y en tierras altas por falta de agua, los flamencos altoandinos se quedarán sin espacio en este planeta, a menos que modifiquemos profundamente las prácticas extractivistas actuales.

 

DEJAR UN COMENTARIO