Francisco Lucero, naturalista y fotógrafo de naturaleza. Fotografía: Gentileza. Francisco Lucero.

♦ ENTREVISTA CON FRANCISCO LUCERO

♦ Francisco Lucero es naturalista, fotógrafo, sanjuanino y un profundo enamorado de la vida salvaje. En la siguiente entrevista nos cuenta cómo nació  ese amor por la naturaleza, nos habla de sus lugares más queridos y reseña algunos de sus proyectos a futuro.

Gallineta overa, Pardirallus maculatus. Fotografía. Gentileza Francisco Lucero.

♦ Entrevista por Elio Daniel Rodríguez

– ¿Cómo definirías y cuándo nació tu relación de contacto profundo con la naturaleza?

La definiría como una pasión, pienso que es algo que traemos desde nuestro nacimiento y difícilmente erradiquemos o cambiemos por otra actividad. Como  tal, desde que comencé a caminar ya mi amor por la naturaleza estaba presente. Hoy en día, todo tema relacionado con la naturaleza ocupa un lugar importante en mi existencia.

– Y de ese tiempo de contacto con la naturaleza, dedicas parte importante a la fotografía ¿por qué?

Dedico lo máximo que puedo  y que el tiempo de otras actividades me lo permite; si no salgo lejos, en casa tengo un ambiente de monte con espinillos, algarrobos, chañares y frutales donde existe una variada avifauna para poder observar y fotografiar. El por qué, es algo irresistible para nosotros los apasionados por la naturaleza como lo son otras actividades para otros seres humanos, como por ejemplo un deporte, el baile, la música…

– Pero la fotografía, ¿es una pasión por capturar en imágenes momentos únicos y criaturas fascinantes o responde a una necesidad de documentar lo existente en determinados sitios?                                                                                       

En un principio, la necesidad de tener una evidencia concreta sobre una especie en particular  y volcarla en un artículo de distribución fue lo que me llevó a adquirir una cámara fotográfica, pero también, al pasar el tiempo, sentís que podés hacer más e intentás fotografiar comportamientos, alimentación, poses, nidificaciones, descubriendo un fascinante mundo para retratar.

– Como naturalista, ¿cuáles son las cosas que más te atraen de la vida salvaje?

Difícil de encasillarme, si bien mis publicaciones hasta ahora tratan sobre aves, todo lo referido a biodiversidad me atrae, desde el descubrimiento de una rana en Colombia, un reptil en la Amazonía, una nueva planta en Sumatra, un nuevo pez en nuestro Iguazú, la pérdida de un río y el peligro de extinción de un Macá en Patagonia por la construcción de una represa, buscar libros antiguos referidos a biodiversidad; tantos temas hay para leer e investigar, ¡es interminable!

Doradito pardo, Pseudocolopteryx dinellianus. Fotografía: Gentileza Francisco Lucero.

Y si tuvieras que elegir un lugar en el mundo, ¿cuál sería?

Un lugar en el mundo es Argentina toda; hay tantas cosas por investigar y hacer en temas de naturaleza… una  tarea por demás complicada con la pérdida de hábitat sostenida. Podría mencionar lugares en Argentina que me atraen demasiado, ellos son: el pueblo de San Francisco, en la provincia de Jujuy, el Parque Provincial Urugua-i, en la provincia de Misiones, la localidad de El Cantadero, en la provincia de La Rioja y donde incluyo mucho corazón, el área de las Lagunas de Guanacache en la provincia de San Juan.

¿Cómo le contarías a un enamorado de los ambientes naturales cómo es la naturaleza sanjuanina?

La naturaleza en San Juan es agreste, esquiva, dura, difícil, sorprendente, maravillosa, podemos en un par de días, si queremos, partir desde los 500 y llegar hasta los 5000 msnm, variando de hábitat y de fauna. Podemos viajar desde las Lagunas de Guanacache observando flamencos australes, ñandúes y burritos negruzcos y ascender hasta observar cóndores, agachonas, negrillos, guanacos y vegas andinas pasando por una precordillera llena de asombrosos paisajes, con formaciones y coloridas montañas, observando chinchillones, zorros colorados o catitas serranas, esta última una entre las más de 300 especies de aves que utilizan los ambientes sanjuaninos.

– Seguramente tenés algunos proyectos relacionados con las actividades que estás desarrollando…

Sí, siempre tengo proyectos en mente y en papel, en estos momentos estoy escribiendo “Distribución y nidificación de las aves en la provincia de San Juan, Argentina”, son cuatro volúmenes de alrededor de 350 páginas cada uno, donde incluyo entre 3 y 5 fotografías de cada una de las especies citadas en la provincia y el texto referido a ellas. Seguro lo publicaré en formato PDF para lograr una amplia distribución, posiblemente una tirada en formato DVD,  y en base a este trabajo, si consigo recursos desde el Estado, se podría realizar una tirada en papel. En tanto, soy revisor de “EcoRegistros Revista” una publicación que se supera año tras año en calidad de información, y  soy también revisor de otras publicaciones científicas que solicitan mi trabajo. Elaboré  un proyecto de Reserva Natural sobre uno de los últimos sitios de Guanacache que nos están quedando, donde todavía podemos sorprendernos con el hallazgo de especies en peligro de extinción en San Juan, como,  por nombrar algunos, el burrito negruzco, el burrito común, el doradito pardo y la gallineta overa entre unas doscientas que habitan el Bañado del Carau. Este proyecto fue entregado en mano al señor Gobernador de la provincia de San Juan, Sergio Uñac, y espero que se concrete en un tiempo prudente, antes de perder los ambientes laguneros del sur del departamento Sarmiento para siempre.

– Cada vez más arrinconada por las actividades humanas, la naturaleza está mostrando en muchos lugares evidentes signos de deterioro y empobrecimiento en especies. ¿Qué pensamientos pasan por tu cabeza cuando pensás en cosas como esas?

Que a pesar de todo no hay que bajar los brazos. Si bien estamos ante gobiernos que se hacen los desentendidos y poco realizan en materia ambiental, salvo honrosas excepciones, el ambientalismo, por llamarnos o agruparnos bajo un nombre común a todos los que de alguna manera  aportamos a la conservación de la naturaleza argentina, ha logrado muchas cosas, muchas. Y que si no nos ponemos en el medio, aportando proyectos, defendiendo leyes que no se cumplen, dando opciones a trazas de caminos, dando ideas de reservas y parques, en la actualidad dejaríamos hacer de nuestro país un territorio yermo, lleno de monocultivo, con la extinción de nuestros bosques con fecha firmada, con ríos contaminados por todos lados, con poblaciones sin defensa ante la ocurrencia de una explotación de uranio, hoy más que nunca hay que hacer presencia aunque el panorama sea muy malo, siempre hay esperanzas de cambiarlo.

 

 

 

DEJAR UN COMENTARIO