Histórica imagen donde puede verse a Claes Ch.ristian Olrog junto a su esposa Gunilla Bellander en la carreta/casa en la que hicieron sus recorridas ornitológicas por Paraguay en la década de 1940. Fotografía: Gentileza Patricia Capllonch.

♦ ¿POR QUÉ OLROG SE QUEDÓ EN ARGENTINA?

♦ En noviembre del año 2014 dialogué con Claudia Catalina Olrog, hija de Claes Christian Olrog. De dicha conversación surgieron, para mi conocimiento, datos que considero sumamente interesantes sobre la vida del célebre ornitólogo sueco, que a continuación comparto con los lectores de Noroeste Salvaje. Lo que sigue es parte de aquel diálogo, que se pone, por primera vez, a consideración de los interesados en profundizar en el conocimiento de la historia del estudio de las aves de Argentina y Sudamérica.

Claes Christian Olrog durante un trabajo de campo. Fotografía: Gentileza Patricia Capllonch.

♦ Por Elio Daniel Rodríguez

♦ 26 – 06 – 2019

♦ ¿Cómo llegó a radicarse su padre en Argentina?

Antes de instalarse en Tucumán, él estuvo en Paraguay, digamos… hacia arriba y al oeste de Paraguay; entre los años ‘46 y ‘48. En realidad, él ya antes había estado por primera vez a Sudamérica. En 1939 llegó a Argentina como estudiante y acompañado por otro estudiante. Ese viaje tenía como destino Tierra del Fuego, creo que toda la isla, incluso del lado chileno. Durante ese viaje, para cuando quisieron volver, estalló la Segunda Guerra Mundial, por lo que mi padre quedó “anclado” en Buenos Aires y de esa historia surgió la interesante anécdota de que ese tiempo varado en Buenos Aires fue el que le sirvió para aprender a bailar el tango. No sé bien de cuánto tiempo estamos hablando; supongo que algunas semanas… pero no sé.

¿Y qué pasó después?

Él decía que volvió a Suecia en un barco de carga y, al estar de regreso en su país, quedó bajo bandera. En realidad, Suecia se mantenía neutral, pero mi papá igualmente debió permanecer en la frontera entre Suecia y Noruega. Allí fue destinado.

¿Cuándo se casaron sus padres?

Mi papa y mi madre se casaron en mayo del ‘46, en Suecia, y después ellos vinieron en una expedición, que contaba con el auspicio de un Museo de Ciencias Naturales de Suecia, con destino a Paraguay. El objetivo era colectar especímenes animales para el museo. Cuando vinieron entonces a Sudamérica, para llegar a Asunción, primero pasaron por Buenos Aires y de allí se dirigieron a Paraguay, a Asunción. Cuando mi papá se casó tenía poco más de 30 años y cuando yo nací tenía más de 40.

¿En qué lugar de Suecia había nacido su padre?

Mi papá nació en Danderyd, Estocolmo.

Catalina, cuénteme por favor cómo vivía usted la relación de su padre con la naturaleza y las aves

Cuando él se iba al campo yo me enojaba. En realidad yo quería o que se quedara o que me llevara.

¿Y cómo era el carácter de Claes?

Él era muy alegre, por supuesto que serio en el trabajo, con sus cosas, pero muy alegre. Recuerdo que cierta vez, él quería ir a la Isla de los Estados y consiguió finalmente que lo llevara un barco, de la Marina, o uno que tenía un recorrido habitual por allí. El tema era que ese barco tenía que pasar a buscarlo en un plazo determinado, un día establecido; pero se lo olvidaron, y el barco se volvió sin él. Mi papá contaba como gran chiste todas las formas en que había tenido que preparar pingüino para comer; Cómo había tenido que cocinar los pingüinos que había cazado. Eso era para él muy gracioso. Bueno, en realidad él se desenvolvía con mucha solvencia en la naturaleza, estaba acostumbrado a eso. Contaba que a los 12 años había publicado su primer trabajo sobre naturaleza. Otra cosa que contaba es que en algunos congresos dónde iba, había otros asistentes que pensaban que era el hijo de él mismo. Es decir, creían que estaban hablando con el hijo del autor del que habían leído tal o cual cosa.

¿Tenía usted hermanos?

Mi hermana se llamaba Carlota Argentina; ella murió hace muchos años.

¿Su padre padeció paludismo?

Mi padre tuvo paludismo en el… ’78. Fue muy problemático, porque estaba internado, iba sufriendo un deterioro notable y no se sabía que tenía. Gunilla hizo una observación muy cuidadosa de lo que pasaba; ella se daba cuenta de que de tanto en tanto él comenzaba a tiritar, es decir, manifestaba los síntomas del paludismo, con lo cual hicieron una extracción de sangre, y allí descubrieron que efectivamente padecía paludismo. Se cree que él contrajo la enfermedad en la zona de Tartagal, en Salta; en Embarcación, en esa zona.

¿Y cómo fue que Claes y Gunilla, sus padres, se quedaron a vivir en Argentina?

Cuando terminó la excursión a Paraguay, se fueron a Tucumán; llegaron el 1 o 2 de enero y de ahí no se fueron más. Hay varias historias o relatos o mitos sobre por qué deciden quedarse mis padres en Argentina. Un relato dice que cuando estaban en Paraguay le recomendaron que no fueran a Asunción porque la situación política estaba complicada, y esperando, se les vencieron los pasajes; según entiendo, serían los pasajes a Suecia. La otra historia está relacionada con el embarazo de mi mamá. En la excursión a Paraguay mi mamá estaba embarazada de mi hermana y hay fotos de ella embarazada en la carreta. El hecho de estar embarazada hacía que quizás no la aceptaran en el barco, porque podía darse que diera a luz durante el viaje, lo que era peligroso para la mamá y el bebé. Y hay otra explicación más, que me comentó Gunilla, mi madre, algún tiempo antes de morir. Una vez me dijo: “¿Sabes qué pasa? En realidad, nunca tuvimos pasajes de vuelta”.

 

 

DEJAR UN COMENTARIO